Es una práctica de calidad ideada en Japón referida al “Mantenimiento Integral” de la empresa,; no sólo de maquinaria, equipo e infraestructura sino del mantenimiento del entorno de trabajo por parte de todos. Está enfocada en lograr orden y limpieza en todas las áreas de la empresa con la finalidad de crear un cultura y práctica común.

Las cinco eses, provienen de las palabras japonesas que identifican los principios de ésta metodología:

Seiri/Seleccionar

Consiste en separar los distintos materiales, piezas o documentos y descartar lo que no es necesario.

Seiton/Ordenar

Consiste en ordenar y etiquetar los elementos necesarios de modo que se facilite su acceso, uso y retirada. Cada cosa en su lugar.

Seiso/Limpiar

Se debe mantener el área de trabajo limpia y en buenas condiciones de seguridad y salud. También significa hacer inspección a través de la limpieza.

Seiketsu/Estandarizar

Es el resultado de mantener íntegros los tres primeros principios: seleccionar, ordenar y limpiar.

Shitsuke/Disciplina

Consiste en convertir en hábito el mantenimiento apropiado de los procedimientos anteriores. Esta metodología impacta directamente en la seguridad del trabajador mediante la eliminación de pisos resbalosos, ambientes sucios, ropa inadecuada, operaciones inseguras. Nos ayuda a identificar y eliminar el desperdicio, haciendo más productivo el trabajo y logrando productos de calidad consistente. Tiene un coso muy bajo de implementación y un impacto muy bueno. Involucra a todo el mundo dentro de la organización, mejorando la motivación y la moral del grupo.